AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



Rebelión de los notarios para conservar la firma de poderes

     Yago González. Madrid. El artículo en expansión.com 12/06/2013
     La Ley de Emprendedores, esa misma que ayer presentó Mariano Rajoy con el aparente consenso del sector privado, ha desatado una nueva batalla en la ya larga guerra entre notarios y registradores. Un artículo de dicha norma ofrece la posibilidad de que la dación y revocación de poderes se realice de forma telemática y sin mediación notarial, tal como adelantó ayer Expansión. Es decir, que bastará la inscripción en el Registro correspondiente. Y a los notarios no les ha hecho ninguna gracia esta novedad, hasta tal punto que intentarán que el Gobierno elimine el artículo de la redacción final.
     El Consejo General del Notariado, que agrupa a todos los colegios profesionales del sector en España, tachó ayer de “sorpresa desagradable” la introducción de ese artículo en uno de los últimos borradores de la Ley. El artículo señala que “los apoderamientos y sus revocaciones (…) podrán también ser conferidos en documento electrónico, siempre que dicho documento sea suscrito con la firma electrónica del poderdante. Dicho documento podrá ser remitido por medios electrónicos al Registro que corresponda”.
     Un portavoz autorizado del Consejo manifestó a este diario que la mediación de los notarios “garantiza la seguridad jurídica, la rapidez de los trámites y la certificación de que quien emite el poder es realmente esa persona”. En su opinión, “si la realización de un poder se hace exclusivamente de forma telemática y desde casa, a cualquier hora del día o de la noche, nadie puede acreditar que esa persona es quien realmente dice ser, porque cualquier otro puede utilizar su firma electrónica. Además, nadie podría evitar que el poder lo emitiese una persona en estado de embriaguez o fuera de sus facultades mentales, como por ejemplo un esquizofrénico”.
     Sin la mediación notarial, “el documento deja de ser un documento público y pasa a ser privado. De este modo, nadie puede acreditar que su propietario o representante sea una u otra persona, no hay nadie que pueda dar fe de ello ni que demuestre que lo que dice ese poder sea verdad”, insisten desde el Consejo.
     Otra de las diferencias que supondría la aprobación de los planes del Gobierno es la rebaja del coste económico del trámite: de los 50 euros que se pagan actualmente a los notarios se pasaría a 15 por la inscripción en el Registro. Pero esto no es motivo de calado para los primeros: “¿De verdad que pagar 40 o 50 euros supone una carga inasumible para alguien que monta una empresa? ”.
     Los registradores, por su parte, argumentan que la vía electrónica facilitará las cosas en caso de que el representado pierda la confianza en el representante y quiera retirarle el poder. Pero ante esta hipótesis, los notarios replican: “De los 332.000 poderes revocados entre 2006 y 2013, tan solo se han presentado catorce denuncias sobre el método de revocación. Y de esas, solo una llegó a prosperar”.

 


  Imprimir Imprimir

Deje un comentario

Debe identificarse para enviar un comentario.