AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



‘The Economist’ ataca a la banca española: de héroes a una gran fuente de preocupación

M. Igartua 10/02/2011 Cotizalia

De ganadores a vencidos. Por ironías de la vida, los bancos españoles han pasado de ser los grandes héroes de la crisis financiera a “la mayor fuente de preocupación de todos los países, como consecuencia de sus necesidades de capital y la situación de las finanzas públicas”, según publica este miércoles The Economist.
La revista británica se refiere la última revisión llevada a cabo por el Consejo de Estabilidad Financiera (la agencia creada en 2009 por el G-20 para vigilar los mercados) sobre el sistema bancario español para asegurar que la reputación que ganó durante la crisis subprime en Estados Unidos gracias a las medidas regulatorias del Banco de España se ha evaporado.
“El sistema financiero español capeó el embate inicial de la crisis global relativamente bien en comparación con otros países desarrollados”, aseguran desde la FSB. “Sin embargo, la crisis ha tenido importantes efectos secundarios que ha llevado al estallido de la burbuja inmobiliaria creada con anterioridad”.
En este sentido, la agencia afirma que sus advertencias sobre el riesgo del rápido crecimiento del crédito para el ladrillo y la regulación, supervisión y administración de las cajas de ahorro se han materializado.
“La exigencias de capital de las autoridades españolas y el requerimiento de provisiones para la exposición al inmobiliario han resultado insuficientes”, explican, “y las cajas de ahorro se han visto especialmente golpeadas”.
Además, aunque desde el FSB dan la bienvenida a las últimas medidas adoptadas por el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero afirman que se han vuelto tan necesarias como consecuencia del “retraso a la hora de hacer frente a la debilidad estructural que advirtió la agencia” e insta al gobierno a reconsiderar el marco regulatorio cuándo la volatilidad de los mercados se haya relajado.


  Imprimir Imprimir

Deje un comentario

Debe identificarse para enviar un comentario.