AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



UGT reclama una política en materia de residuos que reduzca su generación y su peligrosidad

UGT reclama una política en materia de residuos que reduzca su generación y su peligrosidad

16 Mayo 2020 – ugt.es

17 de mayo día mundial del reciclaje

► Demanda la necesidad de aplicar los principios de la economía cirular, como la prevención, la reutilización o la recuperación de materiales y sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de separar residuos y reciclar.

► Exige una gestión sostenible de los recursos y una mayor participación de los trabajadores y las trabajadoras en la política medioambiental de la empresa, con el fin de impulsar centros de trabajo más sostenibles.

Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, que se celebra mañana, 17 de mayo, UGT reclama una política en materia de residuos inspirada en los principios de la prevención y minimización con el fin de reducir su generación y su peligrosidad. La gestión de residuos debe abordarse desde una concepción integral, empezando por la innovación y el ecodiseño y dando prioridad a la prevención, la preparación para su reutilización, la recuperación de materiales y el reciclado frente a la valoración energética o del despido en vertederos.

La generación de los residuos en nuestra sociedad está estrechamente relacionada con los patrones de producción y consumo y la eficiencia en el uso de los recursos. La población crece a un ritmo muy rápido, pero su producción de residuos lo hace a una velocidad aún mayor. Se trata de uno de los problemas más importantes de las sociedades modernas, tanto por las necesidades de gestión como por la contaminación que generan los residuos en el suelo, el agua y el aire, afectando a los ecosistemas y a la salud pública.

Gestionar el problema adecuadamente requiere en primer lugar disminuir la generación de residuos. No es posible mantener este ritmo actual de generación de residuos indefinidamente por lo que la minimización constituye un requisito obligatorio para establecer un modelo sostenible a medio y largo plazo. En segundo lugar, se ha de fomentar la reutilización de materiales y productos y en su defecto reciclar o posibilitar otros tipos de valorización, dejando como última instancia la eliminación en vertedero. En definitiva, se deben aplicar los principios de la economía circular.

Para UGT, es imprescindible la participación de los representantes de los trabajadores en la política medioambiental de la empresa, incluyendo la gestión de residuos. Y para que realmente esta participación sea efectiva, exigimos que se les dote de toda la información y formación necesaria.

En relación con las Administraciones Públicas, es necesario que se doten de suficientes medios materiales y humanos para garantizar el cumplimiento de la legislación medioambiental, ejerciendo las funciones de vigilancia, inspección y control previstas en la Ley de residuos y suelos contaminados. Por otro lado, se deben establecer instrumentos económicos y fiscales adecuados que incentiven las inversiones ambientales de la industria, las compras verdes de las administraciones y del sector privado, así como medidas impositivas que, bajo criterios de cohesión territorial y social, hagan efectivo el principio de quien contamina paga.

Estamos en el momento oportuno de impulsar una economía circular y desde UGT somos conscientes de ello y estamos plenamente comprometidos. Una de las líneas que estamos trabajando es impulsar centros de trabajo más sostenibles, que generen menos impacto en el medio ambiente. Para ello, entre otras acciones, hemos suscrito un convenio de colaboración con Ecoembes, mediante el cual ambas partes nos hemos comprometido a impulsar conjuntamente actividades e iniciativas para sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de reciclar. Actualmente estamos llevando a cabo un proyecto llamado “Centros de Trabajo Sostenibles” con el que realizamos talleres de sensibilización y formación en diferentes Comunidades Autónomas promoviendo el reciclaje en las empresas.

Residuos y la COVID-19

En la situación actual que estamos viviendo de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, se ha incrementado espectacularmente el uso de mascarillas y guantes, con la problemática asociada del tratamiento que se debe hacer a los mismos una vez los desechamos. Por ello resulta imprescindible contar con instrucciones sobre la correcta gestión de los residuos.

Estos residuos deben gestionarse de manera específica dependiendo de las personas que los generen, especialmente si están contagiadas o en cuarentena. En caso de que hayan estado en contacto con personas que hayan dado positivo en coronavirus, se han de eliminar en una bolsa de plástico con cierre hermético (bolsa 1) que se tire en un cubo de basura situado dentro de la habitación. Dicha bolsa debe cerrarse adecuadamente e introducirse en una segunda bolsa de basura (bolsa 2), que se situará a la salida de la habitación y se cerrará correctamente. La bolsa 2 se depositará en otra bolsa (bolsa 3), junto a los demás residuos generados en el domicilio destinados al contenedor de restos. Por último, la bolsa 3, conteniendo todos los residuos, se tirará en el contenedor para restos. De ninguna manera deberán separarse los distintos tipos de basura en los contenedores amarillo, azul, verde o cualquier otro, ni abandonarlos en la naturaleza o en medio de la ciudad.

Por otro lado, es recomendable no tocar las tapas de los contenedores. Si tienen el sistema de apertura por pedal, deberá utilizarse el pie para abrirlos. Si no es el caso, lo ideal es utilizar guantes que después se desecharán. En última instancia, lo más aconsejable es dejar la tapa abierta para que nadie se vea obligado a tocarla. En este caso, los posibles malos olores pasan a un segundo plano ya que la limpieza es más exhaustiva dada la situación excepcional.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados