AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



Vacunación contra el Covid-19: se necesita más solidaridad y transparencia

Vacunación contra el Covid-19: se necesita más solidaridad y transparencia

Sociedad 19-01-2021

Parlamento Europeo

Los eurodiputados apoyaron el enfoque de la UE para combatir el Covid-19 y pidieron más unidad y claridad durante un pleno en el que se abordó la Estrategia de la UE en materia de vacunas

Los eurodiputados reclaman mayor transparencia sobre las vacunas contra el Covid-19

Durante la sesión plenaria del 19 de enero sobre la Estrategia de la UE en materia de vacunas contra el Covid-19, la mayoría de los eurodiputados expresaron su apoyo al enfoque común de la UE, que pasa por garantizar el acceso a vacunas seguras y un rápido desarrollo. Sin embargo, pidieron aún más solidaridad con respecto a la vacunación, así como transparencia en los contratos con las empresas farmacéuticas.

La eurodiputada neerlandesa del Partido Popular Europeo (PPE) Esther de Lange señaló que “solo más transparencia puede eliminar la percepción extendida, ya esté o no justificada, de que a menudo, con demasiada frecuencia, las ganancias se anteponen a las personas en la industria farmacéutica”. Asimismo, elogió la compra de vacunas conjunta por parte de la UE, lo que facilitó una posición negociadora más fuerte que si los Estados miembros lo hubiesen hecho por su cuenta. “Eso significa más vacunas a un mejor precio y en mejores condiciones y muestra lo que Europa puede hacer cuando estamos unidos. Podemos ayudar a salvar vidas”, añadió.

La eurodiputada española socialista (S&D) Iratxe García Pérez advirtió sobre el «nacionalismo sanitario», que podría dañar la cooperación en materia de vacunas en Europa. A su juicio, la solidaridad y la unidad es la respuesta. “Si podemos mantener la unidad y tener una distribución equitativa de las vacunas en los Estados miembros, tenemos razones para creer que 380 millones de ciudadanos europeos serán vacunados de aquí al verano”, dijo, añadiendo que “se trata de una hazaña científica y sanitaria que no se puede arruinar con contratos paralelos y compras directas. (…) Hablemos con una sola voz para que la mayor campaña de vacunación de la historia nos devuelva la esperanza en 2021”.

La secretaria de Estado portuguesa para Asuntos Europeos, Ana Paula Zacarias, subrayó que el enfoque común de la UE, que aceleró el proceso de desarrollo y garantizó del acceso y la autorización de las vacunas, debe continuar asegurando la disponibilidad y el despliegue de la vacunación de forma eficiente en todos los Estados miembros.

«¿Qué estamos haciendo exactamente para aumentar la velocidad de administración de las vacunas a lo largo de la UE?», preguntó el eurodiputado rumano del grupo grupo Renew Europe, Dacian Cioloș. “Sé que esta es una carrera contra el tiempo, pero en esta carrera no podemos olvidar que tenemos la responsabilidad de hacer las cosas con total transparencia: una responsabilidad con nuestros ciudadanos para ganarnos su confianza. Esa confianza es en gran parte de lo que depende la campaña de vacunación”, aseguró.

Por su parte, la eurodiputada francesa Joëlle Mélin, del grupo Identidad y Democracia (ID), apuntó que la negociación de los contratos de vacunas carecía de transparencia. “Ahora estamos en la fase de distribución y descubrimos que hay escasez y promesas incumplidas por parte de las compañías farmacéuticas”, aseveró.

El europarlamentario del grupo de los Verdes Philippe Lamberts también habló sobre la necesidad de transparencia y sobre el hecho de que la Comisión Europea mantuviera en secreto los contratos con los laboratorios: “Esta opacidad es un insulto a la democracia. En cada contrato, el comprador debe saber qué está comprando, en qué condiciones y a qué precio». También habló sobre posibles problemas de responsabilidad: “Es crucial saber quién asumirá la responsabilidad si hubiera efectos secundarios negativos procedentes de la vacunación: ¿serían los responsables públicos de la toma de decisiones o los fabricantes de medicamentos? No tenemos ni idea».

La comisaria de Salud, Stella Kyriakides, aseguró a los eurodiputados que sus peticiones sobre transparencia se han escuchado y acogió con satisfacción el hecho de que el primero de los proveedores de vacunas haya accedido a exponer el texto de su contrato y dijo que la Comisión estaba trabajando para que otros productores hicieran lo mismo.

La eurodiputada polaca Joanna Kopcińska del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ERC, por sus siglas en inglés) dijo que la decisión sobre la estrategia común de vacunación fue correcta: “Necesitamos una estrategia general. El escepticismo tiene mucho que ver con el temor y con que la vacunación se esté moviendo lentamente, la entrega quizás se está haciendo con retraso y los contratos no son transparentes”. Así, pidió la actualización sistemática de las estrategias de tratamiento y campañas adecuadas de información que lleguen a todos los ciudadanos.

El miembro belga del grupo de la Izquierda en el Parlamento Marc Botenga también reclamó más transparencia en los contratos y más responsabilidad por parte de las empresas farmacéuticas. Criticó el acceso desigual a las vacunas a nivel mundial, al señalar que las regiones más pobres tienen dificultades para obtener suficientes. «No es necesario obtener ganancias con esta pandemia y desde luego no queremos segregación en la vacunación», señaló.

Enfoque global

La comisaria de Salud, Stella Kyriakides, apuntó que espera ver más solicitudes de autorización de vacunas en los próximos meses e hizo hincapié en la importancia de un enfoque global: «Ningún país estará seguro y ninguna economía se recuperará realmente hasta que el virus esté bajo control en todos los continentes». También habló sobre Covax, la iniciativa global destinada a garantizar el acceso justo y universal a las vacunas contra el Covid-19 que la UE ayudó a establecer, cuyo objetivo es comprar 2.000 millones de dosis para finales de 2021, incluyendo más de 1.300 millones para países de ingresos bajos y medianos.

La secretaria de Estado portuguesa para Asuntos Europeos, Ana Paula Zacarías, afirmó que todavía hay una serie de cuestiones que deben resolverse, incluido el formato y la función que desempeñará el certificado de vacunación; así como el enfoque común sobre uso y validación de las pruebas rápidas de antígenos y el reconocimiento común de los resultados de los test anticovid.

Antecedentes: la carrera por las vacunas

Desde el comienzo del brote del nuevo coronavirus, el Parlamento Europeo ha seguido de cerca el proceso de investigación y desarrollo de vacunas. La UE coordinó un esfuerzo conjunto para asegurar el rápido despliegue de vacunas contra la enfermedad, mediante la movilización de cientos de millones de euros para proyectos de investigación y procedimientos más flexibles. El Parlamento aprobó la derogación temporal de determinadas normas para los ensayos clínicos con el fin de permitir un desarrollo más rápido de las vacunas.

Los eurodiputados de la comisión de Salud destacaron repetidamente la necesidad de que la población confíe en la vacunación y la importancia de luchar contra la desinformación. Pidieron más transparencia con respecto a los contratos de las vacunas, así como en autorización y despliegue en la UE.

En el marco de la Estrategia de la UE en materia de vacunas lanzada en junio de 2020, la Comisión negoció y cerró acuerdos de compra anticipada con desarrolladores de vacunas en nombre de los países de la UE. La UE cubre parte de los costes que afrontan los productores a cambio del derecho a comprar una determinada cantidad de dosis de vacuna en un plazo determinado y a un precio determinado, una vez que se les concede la autorización de comercialización. Hasta el momento, se han firmado seis contratos con empresas farmacéuticas.

2.300 millones de dosis de vacunas se han asegurado hasta ahora

Después de la evaluación científica y la recomendación positiva de la Agencia Europea de Medicamentos, la Comisión Europea otorgó el 21 de diciembre de 2020 la autorización condicional de comercialización a la primera vacuna contra el Covid-19, desarrollada por BioNTech y Pfizer. El 27 de diciembre comenzaron las vacunaciones en toda la UE. El 6 de enero de 2021, la vacuna de Moderna recibió la autorización condicional de comercialización. La vacuna desarrollada por AstraZeneca podría autorizarse a finales de enero.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados